Lancia 037 Rally | El Gaitero #145


De Torino a Villaviciosa. 

Noviembre de 1983. En su Villaviciosa natal Bernardo Cardín medita cambiar su Fiat 131 Abarth por una montura más moderna. La decisión no tarda en llegar; animado por el preparador Santiago Martín Cantero y el jefe de competición de Seat, Juan José Pérez de Vargas, se desplaza a las instalaciones de Lancia Abarth en Italia con la intención de adquirir uno de los coches más punteros del campeonato del mundo del momento, el imponente Lancia 037 Evo 1. El trato se cierra con diligencia y el chasis número 145 es asignado al piloto asturiano, un vehículo totalmente nuevo a estrenar.

El debut no se hizo esperar ese mismo año 1983 en Madrid, con motivo del Rally Shalymar. Sin embargo, lo que se esperaba todo un acontecimiento, no fue todo lo bien que cabría esperar, ya que Cardín sufrió un fuerte accidente con vueltas de campana incluidas que le provocó lesiones con tres vértebras aplastadas y dañaron seriamente el coche, lo que motivó que ambos estuviesen durante un tiempo fuera de juego.  

Pero si el debut no fue el esperado, a partir de 1984 todo fueron alegrías para el orgulloso propietario de este 037. Dos títulos de campeón de Asturias en rallies y montaña y el deleite de la conducción de un Lancia que justo al finalizar la temporada retornó de nuevo a Italia, pero esta vez para ser evolucionado con su transformación a Evo 2. Mecánicamente las diferencias pasaban por la incorporación de un nuevo sistema de admisión, inyección mecánica Kugelfischer y, sobre todo, la instalación de un nuevo compresor Abarth Tipo R18 con el que se consiguió aumentar la potencia hasta los 325 cv a 8.000 rpm (300 cv Evo I). Estéticamente la diferencia más significativa era en la parte trasera donde se eliminaba la defensa, lo que dejaba al aire parte de la mecánica.  

Se convierte en poco tiempo en uno de los coches más reconocidos del motorsport en España. El Lancia 037 "El Gaitero" compite en infinidad de pruebas hasta finales de los 80. A partir de 1988 sus apariciones son más bien contadas, si bien Bernardo sigue compitiendo pero con diferentes vehículos de primera línea. Varias versiones de Lancia Delta como el 4WD, 16v o HF Integrale, además del Toyota Corolla WRC o el Mitsubishi Lancer Evo VII, formaron parte de su garaje. Incluso un Ferrari 360 GT2 proveniente de los circuitos en la última etapa. Muchos años después, y gracias a la aparición de diferentes eventos de exhibición para vehículos Legend como el Rally Festival Hoznayo o el Gr A Legend Rally, nuestro protagonista salió de nuevo a los tramos.  

Es sin lugar a dudas uno de los Zerotrentasette más originales que quedan en la actualidad. Hoy, 38 años después, la joya de Bernardo Cardín que emprendía un largo trayecto desde Torino a Villaviciosa sigue brillando como el primer día; sigue levantando pasiones con su característico sonido, sobre todo en aquellos nostálgicos a los que les hace retroceder como si de una máquina del tiempo se tratase a la que para muchos fue la época dorada de los rallies, el Grupo B.  

De entre todos sus recuerdos, el del pasado septiembre es uno de los más especiales. En Hoznayo, con motivo del Rally Festival y a sus 80 años de edad, el gentleman driver español por excelencia, don Bernardo Cardín Zaldivar, colgó el casco. Pero no quiso despedirse de la afición sin regalarles, una vez más, la presencia del venerado Lancia 037 Rallye por los tramos cántabros. Un merecido y emotivo homenaje que hizo emocionar al numeroso público presente, amigos, familiares y al propio Cardín, que se mostraba sin palabras.  

Bernardo, GRACIAS por todo y por TANTO!